Leyendas del fútbol Colombiano

1.El "Tino" Asprilla

Nombre real: Faustino Hernan Asprilla


Algunos de los momentos más exquisitos del fútbol colombiano fueron producidos por las piernas de Faustino Asprilla. De la selección juvenil de Tuluá salta en 1988 al Deportivo Cúcuta, de la Primera División colombiana, y de allí al Atlético Nacional de Medellín, equipo con que gana el campeonato de 1991. Tras destacarse a nivel internacional en el Torneo Preolímpico de Asunción, donde Colombia consigue su clasificación para los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, su pase es adquirido por el Parma, un equipo de la Serie A de la Liga italiana. Integra el equipo de mitad de la década de 1990 por medio del cual la historia del club cambia radicalmente, de la modestia al éxito. Gana la Recopa de 1993, la Supercopa de 1994, dos veces la Copa UEFA, una Copa de Italia y una Supercopa italiana.
Asprilla brilla en esos años como nunca, llevando un particular estilo de juego afrocolombiano hecho a partir de amagues y gambetas complementadas con recorridos de larga distancia y una gran destreza para anotar. Esa época de gloria alcanza su máxima intensidad jugando el partido contra Argentina por un cupo a las eliminatorias del Mundial de Fútbol USA 1994, en el que vistiendo la camiseta de la Selección Colombia marca tres goles. Jugando el Mundial, sin embargo, el equipo es eliminado en primera ronda. Su pase es trasferido al club Newcastle de Inglaterra en 1995, donde después de un tiempo, al igual que en el Parma, se convierte en goleador. Más tarde vinieron los equipos brasileños, el Palmeiras y Fluminense, el Atlante de México y Universidad de Chile, además de regresar fugazmente al Atlético Nacional de Colombia. El “Tino” Asprilla, más allá de su talento, es reconocido en Europa y América por escándalos sexuales y memorables anécdotas de desorden público.


2.El "Pibe" Valderrama

Nombre Real: Carlos Valderrama



El Pibe Valderrama, un resumen por la exitosa trayectoría de uno de los más grandes y exitosos jugadores que vió nacer la tierra del café y las mujeres hermosas.
Las playas del barrio Pescaito de la ciudad de Santa Marta fueron el lugar en el que Carlos Valderrama conoció el fútbol, al igual que sus hermanos Roland y Alan, Didí su primo, su tío Pablo y Carlos, su padre, todos ex jugadores profesionales. Es en el colegio Jhon F. Kennedy, estudiando la primaria, donde se viste como futbolista por primera vez y es en el Liceo de Celedón, graduándose de bachiller en 1979, donde toma la decisión de convertirse en jugador profesional de fútbol. En 1981 debuta en primera división con el Unión Magdalena, el equipo de su corazón. Ese mismo año integra su primera Selección Colombia, la juvenil dirigida por Eduardo Retat. “Pibe”, el apodo puesto por el entrenador de su padre, el argentino Rubén Deibe, cuando apenas era un niño, se convierte rápidamente en su segundo nombre. Una melena rubia estilo afro como peinado, en su inconfundible imagen sobre las canchas.
En 1984 llega a Millonarios y un año después su pase es cedido al equipo Deportivo Cali, con el que gana un amplio reconocimiento nacional gracias a la dupla formada junto a Bernardo Redín. Uno blanco, otro negro, ambos jugando en el mediocampo, con la camisa por fuera y con las medias caídas, generaron memorables episodios del fútbol colombiano en la década del 80. En 1987 la dupla comanda la Selección nacional de fútbol que participa en la Copa América ocupando la tercera posición en el torneo. El equipo colombiano, dirigido por Francisco Maturana, es escogido como el mejor del torneo y Carlos Valderrama como el mejor jugador del certamen, por encima incluso de Diego Armando Maradona. Las encuestas especializadas de dos diarios, El País de Montevideo y El Nacional de Caracas, lo proclaman en ese año como el mejor futbolista de América.
El fútbol francés vino por él en 1988, convirtiéndose en el segundo jugador en la historia del fútbol colombiano contratado por un equipo europeo al ser fichado por el Montpellier, club con el que gana el campeonato de 1990 y alcanza los cuartos de final en la Recopa de Europa. Ese año debuta en su primer Mundial, Italia 90, en el que como capitán ayuda a la Selección nacional a conseguir un empate 1-1 frente al equipo finalmente campeón, Alemania, y a clasificar hasta octavos de final en el torneo. Poco después se integra al Valladolid de España dirigido por Maturana, en compañía de Leonel Álvarez y René Higuita, conformando un equipo de poco éxito. Regresa a Colombia en 1992 a jugar en el Deportivo Independiente Medellín y en 1993 es adquirido por el Júnior de Barranquilla.
Nuevamente un tercer lugar de la Selección Colombia en la Copa América, esta vez en 1993, coincidió con el honor de ser considerado el mejor jugador del continente. Más que nunca se evidencia el talento de Valderrama ante el mundo. En un juego sin precedentes, disputando las eliminatorias al Mundial de Estados Unidos 94, el equipo colombiano consigue su clasificación goleando a la Selección de Argentina por cinco goles a cero. Colombia llega a ser catalogada como la mejor Selección del mundo por su vistoso juego, y como una de las favoritas para ganar el título, pero termina eliminada en la primera ronda. Al volver al país sale campeón con el Junior de Barranquilla, por segunda vez. Es convocado en 1997 a la Selección mayor de fútbol al mando de Hernán Darío Gómez, la cual clasifica a Francia 98, pero una vez más el equipo es eliminado antes de llegar a octavos de final.
Apenas surgiendo la liga de fútbol norteamericana Valderrama se convierte en la insignia del campeonato de Estados Unidos al ser fichado por el Tampa Bay Mutiny, ganando la distinción del Jugador Más Valioso de la liga en la temporada inaugural de la MLS (Major League Soccer). Salta luego al Miami Fusion y al Colorado Rapids, completando un total de 7 temporadas, 175 partidos, y el record de pases de gol. A mitad de 2003, anunciando su retiro del fútbol profesional, es nombrado embajador de la MLS. Su partido de despedida en febrero de 2004 cierra un ciclo de jugadores inolvidables, los número 10 clásicos del continente, al contar con Francescoli en la cancha y con Maradona en las graderías del Estadio Metropolitano de Barranquilla. De esta forma se va una época de ensueño del fútbol suramericano, cuando Carlos "El Pibe" Valderrama, el mejor futbolista colombiano de todos los tiempos, le dice adiós al deporte de competición. Sus amagues geniales y sus pases de gol casi sin mirar a sus compañeros, su magia y su carisma, sin embargo, siguen activos en la memoria colombiana, presentes con su figura, uno de sus más claros referentes de nacionalidad.


3.Rene Higuita

Nombre Real: Jose Rene Higuita Zapata

José René Higuita Zapata (17 de agosto de 1966 - ) es un portero de fútbol colombiano. Su particular estilo de juego, los triunfos obtenidos en sus primeros años como profesional y su personalidad lo convirtieron en un ídolo en su país durante los años noventa.
Posteriormente Higuita se vio envuelto en numerosos escándalos que paulatinamente hicieron que su carrera decayera. A pesar de todo, es reconocido como uno de los mejores porteros de la historia del fútbol suramericano y una figura clave en el ascenso de Colombia dentro del panorama futbolístico internacional.
Nació en Castilla, un barrio pobre de la ciudad de Medellín. Fue hijo de una madre soltera, Maria Dioselina Higuita, de quien tomó el apellido. Ésta moriría varios años después lo que hizo que René permaneciera al lado de su abuela Ana Felisa. Su infancia transcurrió en medio de grandes dificultades económicas, por lo que trabajó como vendedor de periódico y realizó diversos oficios para ganarse la vida.
Su carrera deportiva se inició en el Atlético Nacional y en 1981 hizo parte de la Selección Antioquia sub 16 dirigida por Luis Alfonso Marroquín, que a la postre saldría campeona de Colombia. Fue convocado entonces a la selección nacional juvenil, con la que clasificaría al Mundial Juvenil en Rusia. Luego Nacional lo cedería en préstamo a Millonarios, donde tuvo una temporada destacada.
En 1986 regresaría a jugar con el Nacional, que empezaba ser dirigido por Francisco Maturana y bajo cuya batuta lograría varios de sus más importantes triunfos. El 31 de mayo de 1989, con Higuita en el arco, el Atlético Nacional se corona campeón de la Copa Libertadores de América, el primer triunfo en este torneo de un equipo colombiano. La final, jugada contra el Olimpia de Paraguay, se definió mediante tiros penales e Higuita atajó varios en la serie.
Fue convocado a la Selección Colombia de mayores que, dirigida igualmente por Maturana, logra clasificar a un mundial de fútbol por primera vez desde 1962. En el campeonato, que se llevó a cabo en Italia, atajó un penalti contra Yugoslavia. Colombia clasificó a los octavos de final, que se jugaban contra Camerún. En ese partido Higuita salió de su portería para realizar una de sus jugadas típicas, que consistía en avanzar con el balón hasta la mitad de la cancha, pero Roger Milla consiguió arrebatarle el balón y anotar el gol que sacaría a Colombia del torneo. Higuita fue señalado como el responsable de la eliminación pues sin su jugada temeraria el resultado podría haber sido distinto.
En 1992 había viajado a España para jugar con el Real Valladolid pero no tuvo suerte y terminó en la banca. Regresa otra vez al Nacional con el que se corona campeón de Colombia en 1994.
Higuita era un ídolo en su país y en todas partes se ofrecían productos con su imagen, desde camisetas a cuadernos. El 7 de septiembre de 1995 alcanzaría gran fama internacional tras realizar una legendaria jugada en el estadio de Wembley. Durante un partido que disputaba la selección Colombia contra Inglaterra, Higuita rechazó un disparo de Jamie Redknapp mediante El Escorpión, una acrobática y arriesgada maniobra que ya hace parte de la historia del fútbol. En ésta el portero lanza su cuerpo hacia adelante y estando en el aire golpea el balón con la suela de los guayos, elevando previamente ambos pies por encima de su espalda.
Higuita después jugaría en México y luego en varios equipos de Colombia, donde no tuvo actuaciones destacadas. Luego se iría a jugar al Ecuador.
En noviembre de 2004 participó en el partido de despedida de su colega paraguayo José Luis Chilavert. También había estado presente en la despedida de Diego Armando Maradona.
En el primer semestre de 2005, Higuita participó en el reality show "La isla de los famosos: Una aventura pirata" y su continuación "La gran apuesta", del canal RCN, ambas adaptaciones del formato Survivor, en compañía de los también futbolistas Leonel Álvarez y Ricardo "el gato" Pérez. Como objeto personal llevó un toldo. En la primera parte del concuros, "La isla de los famosos: Una aventura pirata" quedó entre los 5 finalistas y en la continuación, "La gran apuesta" obtuvo el segundo lugar. Durante su estadía en este reality hizo célebres frases como "Si esta es la guerra, que no llegue la paz".
La esposa de René Higuita se llama Magnolia y con ella tiene dos hijos, Andrés y Pamela. Además es padre de Cindy Carolina, habida de su primera esposa quien falleció.
Sus escándalos públicos empezaron en 1991 cuando fue a visitar a la cárcel de La Catedral a Pablo Escobar, quien se encontraba allí recluido y de quien se declaró públicamente amigo. Pero el más grave de todos ocurrió el 4 de junio de 1993 cuando fue arrestado por estar implicado en un caso de secuestro. Al parecer, Higuita medió en la liberación de hija de un amigo quien había sido raptada. Pagó un rescate de 300.000 dólares y el padre de la niña en agradecimiento le entregó 50.000 dólares al arquero, lo que estaba prohibido por la ley colombiana. En consecuencia, estuvo recluido más de seis meses en la cárcel Nacional Modelo de Bogotá, donde incluso inició una huelga de hambre.
Posteriormente, se vio involucrado en una pelea con el comentarista deportivo Cesar Augusto Londoño, a quien dio un puñetazo en un ojo mientras viajaban en un avión comercial.
El 23 de noviembre de 2004, resultó positivo para cocaína tras un examen realizado tran un juego entre su equipo, el Aucas, y el Olmedo. Como resultado, la Federación Ecuatoriana de Fútbol lo supendió por seis meses.

Poco a poco la vida me enseña, por quien debo luchar y a quien renunciar
Opciones
Estadísticas
Creado 27.09.2013 a las 20:57 hs
Categoría Deportes
  • 4
    Medallas
  • 0
    Favoritos
  • 827
    Visitas
  • 18
    Puntos
  • 0
    Seguidores
Comentarios
3
Cargando comentarios espera un momento...
No tienes permisos para comentar.

Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Autor del post
Ver perfil de Trisamm Trisamm
Hombre Titanium Member  Mensaje
4,000 28 142
Medallas
4
Recibenos en tu Correo!
rss

Posts relacionados